0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Luz Shopping, el lugar de encuentro favorito de los gaditanos, continúa trabajando para promover los valores del grupo Ingka Centres al que pertenece. La sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente es uno de los pilares fundamentales que más preocupa a la compañía, como demuestra la certificación internacional BREEAM que consiguió en 2019.

El objetivo del centro es crecer de manera sostenible junto a su comunidad y tratar de ayudar a la biodiversidad de la zona, mediante iniciativas internas que permitan minimizar el impacto medioambiental. En este sentido, Luz Shopping demuestra que continúa en línea con sus objetivos ambientales ya que cada año trabajan más a fondo en mejorar su sostenibilidad.

En este último año fiscal, el centro celebra un ahorro energético de un 10,35% en todos los lugares comunes que forman el parque comercial. Pero esta no es la única cifra positiva de Luz Shopping. Dentro de su plan estratégico de ahorro y uso de energía renovable sostenible se encuentra la reducción del impacto negativo en el medio ambiente. Por ello, Luz Shopping ha generado en los cuatro meses que lleva instalado su campo fotovoltaico 31.053 kWh, de energía renovable propia. Además, ha bajado un 11,6% el índice de energía kwh/m2 GBA respecto al año fiscal anterior. Esto le ha permitido reducir en  413 toneladas la emisión de C02 a la atmósfera el último curso.

En lo que respecta a gestión de residuos y materiales, el centro comercial ha llegado a un 82,7% en su índice de reciclaje, lo que ha supuesto un volumen de reciclados de 474,5 toneladas.

En palabras de Rosa Amuedo, Gerente de Luz Shopping, “Luz Shopping es un claro ejemplo del compromiso del grupo Ingka Centres por el uso de las energías renovables y del gran esfuerzo que se realiza para reducir el impacto en el medio ambiente, siendo cada año más ambiciosos en nuestros objetivos de sostenibilidad”.

Artículo anterior

Primark abre una nueva tienda en Vigo

Artículo siguiente

La convergencia entre el mundo offline y online: el principal reto del retail