Reino Unido: bajada histórica de impuestos

Para afrontar la elevada inflación

Reino Unido: bajada histórica de impuestos

Liz Truss, la nueva primera ministra británica, se fija en Reagan y Thatcher para acometer el mayor recorte de impuestos en medio siglo, 50.000 millones de euros, que permita estimular la economía de Reino Unido, que se encuentra al borde de la recesión.

Truss cancela el aumento del impuesto de sociedades del 19% al 25% (se queda como está, el más bajo del G7), anula también la subida de las cotizaciones de la seguridad social anunciada por Boris Johnson y suspende el impuesto sobre los beneficios extraordinarios a las compañías energéticas que se implantó en junio. Se rebaja el impuesto de transmisiones patrimoniales, sobre todo para las casas más caras y se reduce de la tarifa general del impuesto de la renta el próximo año, fiijando el nuevo tope máximo al 40% para las rentas más altas.

Supply-side economics

Tanto Truss como Kwasi Kwarteng, secretario del Tesoro, son seguidores de Arthur Laffer y otros liberales, teóricos de la llamada Economía de la Oferta (supply-side economics) que siguieron Ronald Reagan y Margaret Thatcher en los años 80. Su teoría se centra en estimular el crecimiento económico, el Estado debe liberar a los agentes de la oferta —empresas, ahorradores, inversores, bajando impuestos.

De esta forma, se incentiva el ahorro y las inversiones, además de liberalizar el mercado laboral. Sus rivales keynesianos, en cambio, argumentan que el Estado tiene que intervenir en apoyo de la demanda para garantizar el empleo y el progreso de la economía.

En términos prácticos, la economía de la oferta favorece la disminución de impuestos al impulsar los ingresos fiscales y liberar dinero en manos de los que suministran bienes y servicios al mercado y pagan los salarios.

Supply-siders

Según los supply-siders, un alto nivel fiscal desincentiva la producción y el trabajo, porque la gente detesta trabajar para el Estado.

El encargado de presentar el plan ha sido el secretario del Tesoro, Kwasi Kwarteng, quien ha afirmado que se rebajará “el tipo básico del impuesto sobre la renta al 19%” un año antes de lo previsto. En apenas unos meses, esto supondrá un recorte fiscal “para más de 31 millones de personas” y “se abolirá la tasa más elevada del 45%”, ha asegurado.

Stamp duty

Habrá una rebaja de la tasa sobre la compra de viviendas (el denominado stamp duty) en Inglaterra e Irlanda del Norte, elevando a 250.000 libras (286.000 euros) el precio de la vivienda a partir del cual se ha de pagar ese tributo. En el caso de las personas que adquieran propiedad por primera vez, el umbral se elevará de 300.000 a 425.000 libras (de 343.000 a 487.000 euros), ha precisado.

En total, el coste total de los recortes fiscales asciende a casi 45.000 millones de libras (51.042 millones de euros) para 2027. Todos estos anuncios significan que el endeudamiento del Gobierno aumentará en 72.000 millones de libras (81.668 millones de euros).

Se cancelará el incremento previsto para 2023 del impuesto de sociedades y se erradicará el actual límite a los bonus que perciben los banqueros. Además,  también se eliminarán los incrementos programados en los impuestos sobre la cerveza, sidra, vino y bebidas destiladas.

El gobierno ha anunciado que liberalizarán la planificación para ayudar a acelerar la inversión y se generarán nuevas zonas con las queatraer negocios en casi 40 áreas del país, que se beneficiarán de alivios fiscales en la seguridad social y en las tasas a las empresas.

Otra vez la tax free

Dos años después de que el ministro de Hacienda de Boris Johnson, Rishi Sunak, suprimiera las compras sin IVA por considerarlas una “costosa desgravación” de la que solo se beneficiaba Londres, Kwasi Kwarteng ha decidido recuperarlo.

Tiendas, aeropuertos y centros comerciales

Con este impuesto, el actual ministro de Hacienda quiere que las tiendas, aeropuertos y centros comerciales se beneficien de los millones de turistas que visitan cada año Reino Unido. El Tesoro calcula que el nuevo gravamen costará unos 1.270 millones de libras en su primer año en vigor.

Las grandes marcas y los minoristas de Reino Unido -como Harrods y Selfridges- han acogido con gran entusiasmo la vuelta de las compras sin IVA. En su momento, algunos de sus directores generales expusieron al anterior responsable de economía, la desventaja competitiva en la que quedaba Londres respecto a otras ciudades europeas.

Según el sector del lujo, se podrían alcanzar ventas al por menor de 1.200 millones de libras y atraer a 600.000 turistas más si se reintrodujera el conocido como Tax Free. En dicho documento, también especificaba lo que aporta el sector a la economía británica: aproximadamente 30.000 millones de libras cada año.

 

 

Noticias sobre Retail España Revista Hi Retail | PARANP Gala2022
Previous post
Pasión en la Gala de Carrefour Property y Carmila para lanzar Terrassa
Noticias sobre Retail España Revista Hi Retail | FnacGoya17
Next post
Fnac: 20 nuevas tiendas en España
Back
SHARE

Reino Unido: bajada histórica de impuestos