0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Si sale, sería el notición del año, incluso de la década. Lo cierto es que, según el diario francés Le Monde, Carrefour y Auchan están explorando una posible fusión.

El que fuera el fabuloso negocio de la gran distribución no atraviesa en el país vecino su mejor momento, sobre todo después de la pandemia y los efectos negativos del Covid. Por ello, las grandes empresas, que siempre necesitan crecer y ganar en tamaño para que su cotización siga subiendo, buscan alternativas, lo que otros denominan atajos.

El director general de la cadena de supermercados Carrefour, Alexandre Bompard, el empresario que estudió con Macron, estaría valorando opciones para la consolidación del grupo mediante conversaciones con la familia Mulliez, propietaria de la cadena Auchan, matriz de la española Alcampo.

No es el único movimiento. Ha habido otros que no han llegado a culminar la operación. Fue el caso de este mismo año, cuando el gigante canadiense de la distribución Couche-Tard tuvo que abandonar su oferta millonaria (16.200 millones de euros) por la compra de Carrefour, precisamente cuando el gobierno galo mostró su total oposición a la compra. Habría sido un duro golpe a la ‘grandeur’ francesa.

Si llega a cuajar la fusión, supondría la aparición de un nuevo actor con una cuota de mercado superior al 12%. Ahora bien, si la operación sigue adelante, dará trabajo a los abogados y a los bancos de inversión, ya que Carrefour cotiza en bolsa y Auchan tiene una estructura familiar. No será fácil establecer la ecuación de canje ni hacer la ‘due diligence’. De momento, las empresas callan.

Las consecuencias para el mercado español también son de calado.

Artículo anterior

Zalando impulsa la circularidad de la moda a través de su apuesta por nuevos modelos de negocio e inversión en innovación

Artículo siguiente

AliExpress presenta en España el Servicio Logístico de AliExpress, impulsado por Cainiao Network