Portada»Actualidad»Las compras online en el mundo de las ventas minoristas

Las compras online en el mundo de las ventas minoristas

0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Cuando pensamos en compras online lo más usual es que a nuestra mente acudan imágenes de grandes almacenes que ofrecen este tipo de servicio, el cual se ha visto ampliamente potenciado debido a la actual pandemia del coronavirus. Sin embargo, aunque esta concepción es correcta, eso no significa que sea la única.

El mundo del retail

El mercado en línea no solo contempla a las grandes industrias, sino también a los comercios minoristas, que se conocen con el nombre de sector retail. Un área de la economía que tiene trato directo con el consumidor final de un producto o un servicio. Ejemplos de esta clase de negocios son los supermercados, pescaderías, fruterías, verdulerías, farmacias, librerías, zapaterías y los concesionarios de coches.

Actualmente, con las nuevas medidas de seguridad impuestas alrededor del mundo para prevenir y controlar la propagación de un peligroso virus, diversos comercios minoristas tuvieron que cerrar sus puertas, muchos de forma temporal, otros, por desgracia, de manera definitiva.

Para evitar este golpe a las finanzas de muchos empresarios y el recurso humano que labora en esta clase de lugares, es imprescindible el uso de la tecnología para seguir vigentes en el mercado actual. Lo que significa que vender online en el mundo de las ventas minoristas tiene que pasar de ser una buena idea o una intención a una realidad y, sobre todo, a un hábito.

Los lugares retail tenían la ventaja de inspirar confianza en sus clientes, pues estos podían observar el producto, comprobar su calidad y realizar la compra en el momento, incluso se establecía una relación de cordialidad, si no es que de amistad entre los clientes más asiduos y los dueños de los negocios. En el actual mundo digital lograr esto es más difícil, pero no es imposible.

Es importante que el sector retail realice una campaña de publicidad entre sus clientes habituales y sus clientes potenciales sobre cómo realizar sus compras online para que éstas sean seguras.

De esa manera, ellos podrán sentir que continúan teniendo el control sobre su dinero, sin el temor de perder su inversión sin obtener nada a cambio.

También hay que dar a conocer los Consejos para comprar por internet de la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos. A pesar de ser realizados por una institución extranjera, las recomendaciones son de carácter universal y permiten tener una mejor experiencia como vendedores y, por supuesto, como compradores.

Una de las bases de una economía sana es la libre competencia, además de la proliferación de negocios que se puedan mantener a largo plazo con un nivel de finanzas estable que aporte ganancias a la región. Este es uno de los motivos por los cuales el Gobierno ha mostrado abiertamente su apoyo al comercio minorista en la 7ª edición del retail fórum.

El cambio a lo digital

Lo primero que se debe hacer para realizar el cambio físico a digital es contratar a un profesional que pueda crear y dar continuo mantenimiento a una tienda online que contenga el catálogo completo del inventario o servicios que se ofrecen. Además de proporcionar una forma segura de pago por medio de tarjetas de crédito, débito, depósitos o transferencias bancarias.

Dar exposición a la plataforma por distintas redes sociales para llegar al mayor público posible es clave. Una de las ventajas de estos sistemas tecnológicos es que los futuros clientes pueden estar en cualquier parte del mundo buscando un artículo en concreto que el comerciante minorista posee en su tienda.

También hay que buscar obtener comentarios positivos en las redes sociales sobre la facilidad de navegar y encontrar lo que se busca en la página. La calidad del producto o servicio, la rapidez de entrega y la constante comunicación por medio de un soporte de atención a clientes eficiente y educado.

De igual manera, conforme el negocio crezca y su proyección sea cada vez mayor, es importante ofrecer descuentos y distintas posibilidades de pago, incluso a plazos para hacer más atractiva la página para distintos clientes con diferentes clases de poder adquisitivo.

Sin duda, la pandemia del coronavirus cambió de forma radical la manera en que se hacen las ventas, pero es innegable que este cambio ya se veía venir en el panorama de los negocios. Hoy más que nunca, todos los empresarios, tanto de los sectores más pequeños hasta de los más grandes, deben estar conectados a Internet para ofrecer una experiencia completamente nueva de realizar compras.

Comprar lo que se desea, ya sea de forma física o virtual, siempre tiene que ser una experiencia agradable. Lo cual depende muchísimo de la persona que se encuentre detrás del mostrador o, en este caso, del otro lado de la computadora, dispuesta a asesorar, resolver dudas, ofrecer un buen trato de costo – beneficio a todas las personas que se lo soliciten. El retail debe entrar en el ecommerce con el pie derecho. 

 

Artículo anterior

Carmila amplía su oferta comercial con nuevas firmas

Artículo siguiente

Mango inaugura una nueva tienda en la calle comercial más importante de Copenhague

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *