Portada»Actualidad»Margarita Cayuela, directora de Proyectos en Equipo Kapta: «Del ‘Be a Place’ al ‘Place to Be»

Margarita Cayuela, directora de Proyectos en Equipo Kapta: «Del ‘Be a Place’ al ‘Place to Be»

Opiniones del número 18 de Hi Retail

0
Compartido
Pinterest Google+

Los cambios en los espacios de retail son necesarios y continuos porque deben adaptarse a las necesidades y deseos de los consumidores. Están dejan­do de ser un lugar operativo y transaccio­nal, pasando de un simple punto de venta a entertainer, transmitiendo los valores y el ADN de la marca y buscando la co­nexión emocional con sus consumidores. Porque, al final, responden a la parte física y presencial de las relaciones que nuestro cliente omnicanal mantiene con nosotros.

Cuando un cliente nos visita no viene solo a comprar; busca inspiración, entreteni­miento y emociones, y nuestros espacios deber responder a ese deseo, teniendo en cuenta que nuestro cliente se identifica con la filosofía sostenible, es omnicanal y demanda experiencias personalizadas.

Por lo que a medio-largo plazo, nuestros espacios deben ser sostenibles, coheren­tes con los valores y atributos de la marca y su forma de comunicar. Serán lugares con un diseño instagrameable y una dis­tribución que invite al cliente a la explo­ración, que se sirvan de la tecnología para crear espacios y servicios que generen una vivencia híper-personalizada, y en los que convivan otros servicios comple­mentarios o acciones de interés para el target que redondeen su shopper journey. Espacios dinámicos, a veces efímeros, en los que la novedad, la sorpresa y la inte­racción permitan que cada cliente diseñe su experiencia de visita personalizada, pasando del B2C al B2Me.

En este nuevo modelo de retail la omni­canalidad ya no será un tema pendiente y las tiendas se adaptarán a esta nueva realidad convirtiéndose en puntos de co­nexión con la marca a través de espacios más pequeños, cuidados y especializados, donde el cliente ira a descubrir, comprar o recoger un pedido realizado, y en el que la tecnología también formará parte de esa parte física facilitando la solicitud, prueba y pago del producto, para diseñar un cus­tomer journey sin puntos críticos.

En definitiva, un nuevo modelo de retail más enfocado en aportar momentos úni­cos y conexión emocional que en la venta, en el que se creen espacios que aporten experiencias de valor para nuestros clien­tes y sean capaces de integrar contenidos físicos y digitales de forma sostenible y personalizada.

Artículo anterior

Segro levantará en París un centro logístico de 75.000 metros cuadrados bajo tierra

Artículo siguiente

FoodBox y Santander alcanzan un acuerdo para abrir un restaurante desde 100 euros/día

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *