Portada»Tendencias»Tech»Especial Tecnología: La tecnología ha pasado de ser un soporte a un motor de negocio

Especial Tecnología: La tecnología ha pasado de ser un soporte a un motor de negocio

Javier Agulló Director de Sectores Softtek EMEA

0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Las soluciones tecnológicas en el e-commerce juegan un papel fundamental actualmente, porque durante la pandemia, las rutinas de consumo se vieron afectadas y los comportamientos de compra cambiaron.

Actualmente, el nuevo consumidor busca la digitalización porque prioriza mantener las medidas de higiene y prevención y a la vez seguir conectado con otras personas y empresas.

Ejemplos de ello son el aumento del uso de pagos contactless con tarjeta, móvil o wearables, o la adopción de servicios online como la banca online, telemedicina, ocio online, etc.

Los consumidores buscan estar más conectados y priorizan la velocidad, la comodidad y el acceso instantáneo a cualquier información y a las empresas.

Para garantizar el beneficio presente y futuro, las empresas se deben replantear las tecnologías digitales que les permitan ampliar los canales de venta creando sus propios mercados de e-commerce (y utilizando a terceros), así como mejorar la captación y retención de clientes mediante el marketing digital y sus respectiva automatización de procesos. A través de las tecnologías digitales, se debe establecer una estrecha relación con los clientes, comprendiendo su situación en tiempo real.

Esto les permitirá desarrollar una estrategia omnicanal hiper personalizada.
En conclusión, la tecnología ha pasado de ser un soporte a un motor de negocio, lo que está propiciando una acelerada digitalización de las empresas. Este proceso requiere una fuerte apuesta por la tecnología de vanguardia, basada en un nuevo modelo de arquitectura empresarial, apoyado en el uso de Plataformas Digitales, con Servicios en la Nube y garantizando siempre la ciberseguridad.

El retail debe estar preparado para responder a los cambios en las necesidades de los consumidores, que modifican directamente la demanda, de forma alineada con los fabricantes. Gracias a Internet y a los dispositivos móviles, los usuarios tienen acceso a innumerables opciones de consumo, proporcionando un acceso a productos sin límites geográficos, temporales o de canal de compra, haciendo más compleja la previsión de la demanda de los fabricantes.
Frente a este panorama, las empresas de retail deben realizar grandes inversiones en plataformas online, en la optimización de sus cadenas de suministro y en transformación digital tanto a nivel interno como externo.

Las empresas tienen que poder medir y monitorizar aquellos cambios en el mercado que afectan a la cadena de suministro en tiempo real. Para ello, necesitan establecer modelos que faciliten la monitorización de los indicadores internos y externos vinculados a la cadena de suministro que se salgan de la normalidad, para poder gestionarlos de forma ágil.

La transformación digital ya no es el futuro, es un presente necesario para generar modelos predictivos que ayuden a evaluar situaciones esenciales, permitiendo a la organización la toma de decisiones inteligentes de forma rápida y eficaz. Estas tecnologías presentes, y las futuras, están transformando de manera radical el sector del Retail. Las compañías han tenido que modificar su enfoque y centrarse no solo en el producto, sino especialmente en el cliente y su experiencia. Las barreras entre lo físico y lo virtual han cambiado las reglas del juego, al igual que las exigencias de los consumidores. El sector tiene que evolucionar y construir la relación con el cliente desde un punto de vista omnicanal.

     Se puede leer en Hi Retail,  numero de marzo, página 49

Artículo anterior

Creando una experiencia de compra sin interrupciones

Artículo siguiente

Atender y vender por WhatsApp: llega el m-commerce

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.