Portada»Tendencias»Marketing»Marketing: Marketing y tecnología, claves para personalizar la experiencia del comprador

Marketing: Marketing y tecnología, claves para personalizar la experiencia del comprador

Por Lola Fernández, Responsable de Marketing, La Vaguada

5
Compartido
Pinterest WhatsApp

Escuchar y hacer partícipes a los visitantes del centro comercial es fundamental si se busca superar el mero intercambio comercial de productos y servicios.

Noticias sobre Retail España Revista Hi Retail | CA21311Hablar de un modelo genérico de marketing para un sector heterogéneo como el Retail resulta impreciso, porque además de la lógica dicotomía que albergan sus dos subsectores: productos y servicios, entre los cuales hay notables diferencias, encontramos además multitud de especialidades de negocio, con diferentes tamaños, que tienen sus propias características.

Evidentemente no es lo mismo hablar del marketing aplicado a un centro de estética que a una tienda de electrodomésticos, por poner dos ejemplos dispares. Lo que sí es común es que todos estos negocios necesitan atraer y fidelizar clientes, no sólo a través de sus atributos diferenciales (calidad, innovación, diseño, tecnología, precio, servicio, fiabilidad de negocio, forma de distribución o imagen de marca), sino también a través de un marketing inteligente.

En un entorno cambiante y altamente competitivo, donde los productos y servicios son cada vez más parecidos, a menudo son las capacidades intangibles, por ejemplo, nuestra experiencia en el parking, en constante mejora y con tecnología de vanguardia, que aporta al visitante una experiencia de calidad y comodidad, que contribuyen a crear un recuerdo duradero y agradable. Atendiendo a esta premisa, el marketing es precisamente el que puede conseguir que el cliente perciba en tiempo y forma esas características especiales, lo cual redundará en una ventaja competitiva y rentable.

El marketing, sea cual sea la herramienta que utilice, debe focalizarse en el visitante, escuchándole e involucrándole, haciéndole partícipe de la fórmula y del contenido diferenciador y personalizando la experiencia para que supere al mero intercambio comercial de producto o servicio. Y en ese camino, la tecnología es extremadamente útil para abundar en el conocimiento de un cliente, más asertivo, exigente e informado.

Artículo anterior

El consumidor exige un tratamiento casi personalizado, de contenido direccionado y trato de excelencia

Artículo siguiente

La omnicanalidad es el engranaje que mueve el marketing

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.