Portada»Actualidad»Sostenibilidad, tecnología y consumo bajo demanda: repensando el futuro del sector de la alimentación y la restauración

Sostenibilidad, tecnología y consumo bajo demanda: repensando el futuro del sector de la alimentación y la restauración

0
Compartido
Pinterest Google+

La revolución del sector de la alimentación y la restauración tiene su base en tres factores principales: la irrupción de tecnologías disruptivas como los asistentes de voz, los robots, la impresión 3D o la realidad mixta; los nuevos hábitos y motivaciones de los consumidores, que buscan vivir de manera saludable y demandan productos y servicios on-the-go, on-demand y de fácil consumo, así como experiencias innovadoras relevantes y sorprendentes; y, por último, la preocupación medioambiental, que ha hecho que las empresas tengan que ser más sociales, responsables y transparentes en un planeta con crisis climática.

Todo esto ha sido desvelado en la jornada Rethink: Food&Restaurants, presentado en The Place, el espacio de innovación de The Valley, en colaboración con Willis Towers Watson. Durante la jornada, Juan Luis Moreno, socio y director de Innovación de The Valley, ha presentado el informe que detalla las 4 macrotendencias que están transformando el sector.

La tecnología al servicio de la alimentación

La investigación y la innovación se aplican al diseño y la producción de alimentos más sanos y sostenibles. Entre las tendencias emergentes, durante la jornada se destacó el crecimiento de opciones vegetarianas entre los productos tradicionales; alimentos creados en laboratorio que proponen alternativas innovadoras a la nutrición habitual; y foodlabs y espacios de trabajo dedicados a la innovación alimentaria y la gastronomía digital donde prototipar productos y servicios gastronómicos como alimentos ricos en proteínas hechos a base de electricidad, aire, agua y bacterias, o frutas cultivadas en condiciones de altas temperaturas y escasez de agua, de forma más sostenible.

On-demand

La búsqueda de la conveniencia y la eficiencia, combinada con el auge de las nuevas tecnologías permite a las empresas diseñar y crear nuevos productos y servicios personalizados, bajo demanda y conectados. Durante la jornada destacaron tres fenómenos. Uno de ellos es el auge de las dark kitchen, cocinas centradas solamente en la preparación de pedidos a domicilio, que surgen como resultado del aumento de demanda de servicios delivery. Otro es la influencia de Netflix, con su modelo de suscripción, que llega también al sector de la restauración. “De forma fácil, personaliada, conveniente y con tarifa plana se pueden recibir kits de comida preparada a domicilio”, explican.

La experiencia lo es todo

El objetivo del sector de la alimentación y la restauración pasa por optimizar la experiencia del cliente. Se crearán nuevos modelos de gestión con herramientas innovadoras y robótica (supermercados robotizados cuyos autómatas realizan labores de reposición de productos o de limpieza… hasta tal punto que la previsión es que para 2025 haya un total de 4 millones de robots en más de 50.000 supermercados). Los puntos de venta físico se transformarán.

En los supermercados, por ejemplo, se pueden vivir 3 experiencias: una completamente digital en la que se paga mediante reconocimiento facial, una on-line en la que se pide la compra y se recibe a domicilio; o una combinada en la que se compra a través del móvil en la tienda física y se recibe la compra en casa. Cafeterías, restaurantes y bares aprovechan la tecnología para crear espacios experienciales donde se puede, por ejemplo, comer en un local donde todo (vajillas, mesas, sillas…) está impreso en 3D, o pedir comida de forma hiperrealista, viendo en realidad aumentada y/o inmersiva cómo son los platos del menú.

Artículo anterior

Aldi acelera su expansión en España

Artículo siguiente

Abierto el plazo para inscribirse en el II Ruta Challenge

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *