Portada»Tendencias»Las tendencias que modificarán el ‘retail’ el próximo año

Las tendencias que modificarán el ‘retail’ el próximo año

0
Compartido
Pinterest Google+

2020 ya está aquí, y esperemos que sea un buen año para el sector, teniendo en cuenta que la previsión de crecimiento será menor a la esperada (recordemos que el Banco de España ha recortado su previsión del 2,4 % al 2 %). Venga como venga el próximo año, tanto si lo que se desea es abrir una tienda o expandir o mantener el negocio, hay ciertas tendencias en el retail que van a modificar el sector. Actualizarse, principalmente en un campo como el que aquí tratamos, en permanente cambio, es la única manera de seguir adelante.

A pesar del boom del e-commerce, la tienda física sigue siendo un elemento fundamental en nuestro país. Según el Consumer Insights Survey 20019, elaborado por PwC, y al contrario de lo que pudiera parecer, cada vez son más las personas que hacen sus compras en tiendas físicas.

En España, el porcentaje de aquellos que acuden a estos establecimientos al menos una vez a la semana ha crecido del 40 % al 48 % en los últimos cuatro años. Además, desde 2016, también han aumentado, del 19 % al 30 %, los que hacen sus compras, con la misma frecuencia, a través de canales digitales. Por el contrario, cada vez son menos los españoles que dicen no comprar habitualmente online, un 4 %. Para que las tiendas físicas se aseguren su futuro a corto plazo estas tienen que transformarse en espacios interactivos que complementen la experiencia de uso del comercio electrónico.

Convergencia mundo online y offline

Frente a este panorama, desde la empresa estadounidense Johnson Controls Building Technologies & Solutions han analizados cuáles serán las cinco tendencias que transformarán el retail en 2020. Una de ellas será la eficiente convergencia entre el mundo online y el físico, lo que se conoce como comercio unificado. Según varios estudios, una compra de cada cinco de las que se realizan en un e-commerce conlleva procesos de búsqueda offline y a la inversa: uno de cada tres compras en tienda física está precedida de consultas en internet.

Para conseguir ese equilibrio, unos elementos diferenciadores pueden ser contar con sistemas que muestren la disponibilidad del inventario en tiempo real y datos de movimiento y visibilidad entre el retailer y el usuario a lo largo del viaje de compra. El correcto análisis del tráfico de una tienda puede ayudar a evitar colas en la zona de caja, incrementar los ingresos de un 5 a un 10 % y simplificando los procesos de pago y las devoluciones.

Servicios en la nube

Otra buena manera de encarar el futuro es implantar servicios en la nube. Los también conocidos como servicios cloud son un gran motor de oportunidades para las compañías de retail de todo el mundo. Un ejemplo es el servicio Google Cloud Platform (GCP), que permite crecer de manera global a las tiendas mediante la integración de soluciones de software para minoristas en una plataforma centralizada, aportando información en tiempo real y análisis de predictivos para impulsar la excelencia operativa y ayudar a crear grandes experiencias a los compradores. Por otra parte, también hay servicios que permiten realizar un análisis predictivo de pérdidas gracias a una conexión y monitoreo remoto 24/7 que ofrece a los comercios una protección óptima.

Experiencia

La experiencia es algo en lo que los retailers deberán trabajar más a fondo. Hay varios estudios que señalan que casi la mitad de los clientes (un 43 %) están dispuestos a pagar hasta un 10 % más si una tienda les ofrece una experiencia individual y personalizada. Para cumplir estas expectativas, las tiendas físicas se están respaldando en propuestas smart retail que les permitan la creación de tiendas inteligentes graicas a la tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) o al Internet de las cosas (IoT). Un ejemplo son los probadores inteligentes 360 que analizan el comportamiento del cliente de forma discreta y precisa ayudando a incrementar la tasa de conversión en esta área en particular, y también a prevenir la pérdida en este espacio a menudo no monitorizado.

Sostenibilidad

Los clientes están cada vez más preocupados por el medio ambiente. El estudio de PwC antes citado señala que el 41 % de los compradores españoles reconoce evitar el uso del plástico en sus compras y el 37 % elige aquellos productos cuyo envoltorio más respeta al medio ambiente.

Protección digital

Por último, pero no por ello menos importante, la protección digital. Cada vez es más habitual es uso de dispositivos conectados a Internet por parte de pequeñas y medianas empresas. Por tanto, esta evolución está aumentando la exposición de las tiendas físicas a ciberataques y robos de información sensible. Según el CNI, se detectaron 38.000 incidentes de ciberseguridad en 2018, un crecimiento del 43 % respecto al año anterior. El cliente debe sentirse protegido y seguro; el retailer tiene que garantizar el entorno digital de las tiendas las 24 horas del día los 365 días del año. Esto es fundamental de cara a 2020.

Banner publicidad Klépierre
Artículo anterior

Intu España nombra a Jorge González director general

Artículo siguiente

Vips abre un nuevo establecimiento en Abadía

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *