Portada»Tendencias»Fashion»Repunte en junio y estabilización en verano, el escenario que Deloitte prevé para la moda

Repunte en junio y estabilización en verano, el escenario que Deloitte prevé para la moda

3
Compartido
Pinterest Google+

La consultora Deloitte ha elaborado un informe en el que aborda diferentes escenarios para el sector de la moda. Si se tiene en cuenta un escenario en el que el cierre de los comercios dure entre ocho y diez semanas, Deloitte anticipa un repunte en junio de las ventas de moda por las compras y eventos reprimidos durante el confinamiento. Por tanto, la estabilización sería “rápida” y llegaría en verano. Las marcas realizarían descuentos durante todo el año para dar salida al stock, se reforzaría el canal online y se contendrían los gastos, unas medidas que están ya llevando a cabo la mayoría de empresas, según Modaes.es

Por otro lado, si el cierre se alargara hasta julio, el año sería perdido para el sector: habría un repunte puntual de las ventas de moda, belleza, lujo y hogar, pero la recuperación sería “lenta y la demanda continuaría afectada hasta 2021”. Los descuentos serían insuficientes para eliminar el exceso de stock, habría cierres en el pequeño comercio y se congelarían los proyectos estratégicos hasta el tercer o cuarto trimestre, a excepción del canal online.

El tercer escenario, el más pesimista, es que el cierre de tiendas dure seis meses o más. En ese sentido, el país entraría en economía de guerra, según Deloitte. El consumo se limitaría durante todo el año a categorías específicas como ropa de casa, fitness, salud, electrónica o juguetes. La recesión, por tanto, se alargaría hasta 2021 por la pérdida de poder adquisitivo. Las pérdidas provocarían la desaparición de buena parte de las pymes.

La moda es, tras los viajes y los restaurantes, el sector más perjudicado por el aislamiento. Según Deloitte, el sector ha pasado de copar el 12 % de la renta disponible per cápita a sólo el 2 % en estas semanas, con una caída de las ventas del 84 %.

En 2021, el gasto volvería aumentar, pero el consumidor tendrá menos poder adquisitivo y la distribución de la renta también habrá cambiado: la moda seguirá vendiendo un 10 % menos que antes de la crisis y copará un 11 % del gasto.

Recuperación de la moda: en un año

Una encuesta realizada por Modaes.es señala que la mayoría de ejecutivos de las mayores empresas de moda nacionales e internacionales dibuja un escenario de lenta recuperación y cree que las tiendas abrirán en mayo. Para ellos, la normalización del consumo tardará en llegar un año o más después de la reapertura de las tiendas.

En marzo, las ventas de moda en España se han desplomado más del 70 % respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con las tiendas cerradas durante quince días y el ecommerce evolucionando a ritmos sumamente bajos.

Según datos de Boston Consulting Group (BCG), la caída de ventas en España se situará entre el 35 % y el 40 %, en función de la duración del confinamiento, mientras para McKinsey nueve de cada diez compañías de moda cotizadas internacionales podrían enfrentarse a problemas financieros si el cierre de tiendas se alargase dos meses.

En este contexto, el índice de incertidumbre económica se ha disparado hasta su máximo histórico. El indicador, elaborado por la escuela de negocios Iese, no había llegado a ese techo ni tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, cuando marcó su anterior máximo.

 

 

 

 

Artículo anterior

Las ventas de Comertia cayeron un 50,2 % en marzo por el coronavirus

Artículo siguiente

El gran consumo y consumo online, al alza en la segunda semana de confinamiento

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *