Portada»Headlines»La forma de pagar también está en transformación

La forma de pagar también está en transformación

0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Worldline, como especialista en pagos seguros, es parte de la revolución digital que abre camino a nuevas formas de
pagar, vivir, hacer negocios y entablar relaciones que transmiten confianza a lo largo de toda la cadena de valor de los pagos. Hemos charlado con David Valero, su country manager para profundizar en estas soluciones innovadoras.

Por David Valero, Country Manager Global Sales & Verticals Iberia en Worldline Global

¿Qué necesidades y hábitos han adquirido los consumidores tras la pandemia?
Las medidas sanitarias impuestas por las autoridades desde el inicio de la pandemia han provocado un profundo cambio en los hábitos de consumo. La forma de pagar también está en transformación. Ha crecido de manera importante el pago sin contacto, con el móvil y los pagos entre usuarios. Así como, el afianzamiento del e-ticket en las tiendas físicas. Todo esto ha calado enormemente en la cultura de pago de España. En definitiva, tendencias todas que han hecho que la industria de pago se convierta sin lugar a duda en un elemento esencial del desarrollo y la sostenibilidad de nuestra sociedad.

En materia de métodos de pago, ¿a qué retos se enfrenta el sector en la actualidad?
En líneas generales podemos hablar de 4: Primero, la fidelización a través de la personalización, la digitalización y la gamificación Segundo, acabar con las colas, integrando movilidad en las tiendas. Tercero, crear una experiencia omnicanal completa. Los retailers deben ofrecer una entidad de pago 360. Y cuarto, la explotación de los datos vinculados al momento de pago, mejorando la interacción con el cliente.

¿Cuáles serán las tendencias de pago en 2022?
El sector de los pagos está muy regulado y se destinan grandes esfuerzos por garantizar la privacidad y luchar contra el fraude. Sin olvidar esto, podemos decir que los retos están también ligados a la innovación. Trabajando también en el área de los denominados “pagos invisibles” y en el impulso de los sistemas biométricos sin contacto, a través de huella digital o por medio de reconocimiento facial.

Artículo anterior

“SALVA COMIDA, AYUDA AL PLANETA”

Artículo siguiente

Mapic, una cita para el recuerdo

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.