Portada»Destacados»La Operación Chamartin, otra vez en el aire

La Operación Chamartin, otra vez en el aire

0
Compartido
Pinterest Google+

El BBVA quiere deshacerse de la Operación Chamartín, a la que ha estado ligado durante el último cuarto de siglo, sin lograr culminar su realización hasta ahora, aunque algunos nuevos actores pueden volver a retrasala. Después de la operación fuera aprobada por el Ayuntamiento de Madrid, en la recta final de la allcaldesa Manuela Carmena y confirmada por la actual Corporación, ahora el banco busca ceder los derechos de propiedad de Distrito Castellana Norte (CDC) al mejor postor, entre los que figura el interés de la inmobiliaria Merlin Properties, que dirige Ismael Clemente. Este movimiento se puede convertir en la mayor operación inmobiliaria de España, e incluso de Europa, según ha informado el rotativo económico Cinco Días y como también recoge el diario El País.

Según las fuentes del banco que han filtrado la información, la operación se ha negociado con diversos grupos, entre los que se ha dado más credibilidad a la Socimi Merlin Properties, mediante una aportación por el banco de todos sus activos relacionados con uno de los proyectos de regeneración urbanística más importantes de Europa. A cambio, el BBVA recibiría una participación accionarial en la socimi (un porcentaje pequeño, alrededor del 2 %), lo que les permitiría seguir supervisando el desarrollo completo del proyecto, cuya duración se alargará entre dos y tres décadas, como ya contamos en Hi Retail.

El objetivo del banco es asegurar la entrada del nuevo socio mayoritario para acabar imponiendo los detalles del desarrollo del proyecto, tal como ha negociado a varias bandas con las instituciones implicadas, durante el último año.

BBVA tiene el 75 % de la Operación Chamartín

Si la operación finalmente llega a buen puerto, el BBVA habría colocado la Operación Chamartín a una inmobiliaria de gestión española frente a los fondos de inversión extranjeros que mostraron interés en el pasado. La decisión de vender su participación en la Operación Chamartín era parte de los planes del banco desde que el Ayuntamiento de Madrid dio luz verde al proyecto después de años de espera.

BBVA, junto a Grupo San José, es el promotor privado de este desarrollo a través de la sociedad Distrito Castellana Norte (DCN), donde el banco posee el 75 % del capital y la constructora el otro 25 % restante.

El proyecto, del que tres cuartas partes se destinarán a usos públicos, tendrá viviendas, oficinas, retail, equipamientos y zonas verdes. Está desarrollado en 45.000 folios y 1.200 planos, lo que da una idea de la magnitud del proyecto.

Pero a última hora, el empresario del ladrillo, Trinitario Casanova, ha pasado a la acción con la pretensión de torpedar la venta y volver a paralizar, una vez más, la Operación Chamartín. Para consseguir su objetivo, Casanova negoció hace tiempo con la asociación «No Abuso» para hacerse con los derechos de reversión de los propietarios originales que fueron expropiados por el Estado para instalar las vías de la Estación Chamartín.

La realidad es que ahora mismo, el banco no es titular de los suelos que pretende vender, sino que sigue siéndolo el Estado, a través del gestor ferroviario Adif , y lo seguirá siendo hasta que Ayuntamiento y Comunidad de Madrid completen todas las autorizaciones que permitan al banco ejecutar la venta.

Antes de alcanzar una solución final, hay diversas interpretaciones jurídicas, entre las que señalan que los derechos de reversión son previos al cambio legal que les puso fecha de caducidad y, por tanto, se podría exigir que los terrenos vuelvan a sus dueños originales. La otra opción es que el banco se haga con los derechos que ahora tiene en su poder Trinitario Casanova.

Hagan juego, tras casi 3 décadas, una de las operaciones «fetiche de Pablo Iglesias», está en el aire.

 

Artículo anterior

L35 diseña el parque comercial Eden en Francia

Artículo siguiente

Valentín Serrano, nuevo General Manager Porfolio de España, Portugal y Hungría de Ceetrus

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *