Transformar el negocio y medir el progreso

Los líderes con éxito transforman sus negocios

Transformar el negocio y medir el progreso

Las organizaciones que consiguen una transformación sobresaliente no eligen entre desempeño integral o reinvención del negocio. Persiguen ambos objetivos.

Según un informe de la consultora McKinsey “el volátil entorno empresarial actual continúa desafiando a las organizaciones, independientemente de su tamaño, industria o área geográfica”.

En el informe se señala que las tendencias lo reflejan: nuevos participantes digitales están dominando la cuota de mercado en todas las industrias; las estrategias basadas en el ecosistema están ganando terreno; y las empresas comprometidas con criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) resultan cada vez más atractivas tanto para los empleados como para los inversores.

El análisis de McKinsey sobre resiliencia corporativa demuestra que los tiempos de incertidumbre exigen que líderes y compañías persiguen agresivamente las oportunidades al tiempo que gestionan los riesgos.

Los líderes con éxito transforman sus negocios para responder a este momento, y van más allá de recortar costes o de revisar su actividad principal para reinventar toda la organización. Esto significa no solo mejorar el rendimiento financiero, sino centrarse también en la experiencia del cliente, la satisfacción de los empleados, y el impacto positivo en la sociedad.

Las organizaciones que lideran transformaciones del negocio con éxito presentan cinco características comunes. Estas empresas hacen lo siguiente:

  • piensan a lo grande, estableciendo metas ambiciosas y objetivos de creación de valor (que multiplican por 2,7 el valor inicialmente estimado)
  • actúan sobre distintos niveles a la vez, generando más del 50 por ciento del valor de la transformación a partir de iniciativas de crecimiento de ingresos
  • se mueven rápidamente y renuevan los procesos, materializando casi el 75 por ciento del valor durante el primer año
  • se centran en iniciativas de todos los tamaños; aproximadamente el 55 por ciento del valor de la transformación procede de pequeñas iniciativas que representan, como promedio, menos del 0,5 por ciento de todo el potencial
  • crean una cultura que fomenta el cambio, lo que da lugar a una rentabilidad total superior para los accionistas (tres veces más alta que el promedio de sus competidores)

El análisis de McKinsey indica que estas transformaciones representan sólo el 5 por ciento de todas las transformaciones, pero multiplican por 4,5 el valor.

En un sentido estratégico más amplio, las transformaciones transformadoras logran un equilibrio bien gestionado entre la mejora del desempeño de manera integral y la reinvención del negocio, alcanzado la excelencia en ambos aspectos.

El desempeño integral se mide a lo largo de cinco dimensiones que reflejan las prioridades organizativas: resultados financieros, salud de la organización, talento y capacidades, foco en el cliente, e impacto ESG.

La reinvención del negocio implica perseguir un cambio ambicioso y significativo en el modelo operativo, la cartera de productos, los movimientos estratégicos, y las capacidades digitales y analíticas de la empresa.

Las compañías con mejor desempeño saben que, aunque una empresa puede perseguir un desempeño integral excepcional (por ejemplo, duplicando sus resultados), aún debe desarrollar su capacidad de reinvención para responder eficazmente en tiempos de incertidumbre.

Lo contrario también es cierto: una organización puede impulsar su reinvención, pero si no genera resultados financieros, la transformación no será sostenible.

Noticias sobre Retail España Revista Hi Retail | Bacaf Real Estate
Previous post
Bacaf Real Estate vende un complejo comercial en Pulianas
Noticias sobre Retail España Revista Hi Retail | CSDMM HM CIRCULAR PROGRAM 2024
Next post
Formar al futuro talento del diseño en moda sostenible
Back
SHARE

Transformar el negocio y medir el progreso