Portada»Actualidad»Nuevos espacios»Fusión tienda física y digital

Fusión tienda física y digital

Un impulso a los nuevos hábitos de consumo y de compra entre los españoles

0
Compartido
Pinterest WhatsApp

Los españoles combinamos la experiencia de compra online, con la vuelta a los establecimientos físicos un año después de la pandemia

Si algo hemos aprendido durante este tiempo es la paradoja de que el cambio se ha convertido en la única constante en nuestras vidas. Por ello, la rapidez de adaptación y la adopción de las nuevas tecnologías es crucial a la hora de entender cuál es la mentalidad del consumidor, cómo se comporta y cuáles son las razones que subyacen detrás de este comportamiento. Tan solo un año y medio después de los inicios de la pandemia, estamos menos tiempo conectados a Internet que durante los meses duros de confinamiento, menos la Generación Z y los Millennials, que incrementan el consumo de Internet, 7 puntos por encima que la media, hasta las 76 horas semanales (12 horas/día). Además, nos conectamos principalmente desde nuestros smartphones. Otro de los fenómenos derivados de la hiperconectividad es el denominado “efecto doble pantalla”  (ver la TV mientras nos conectamos a Internet) que ya es parte de nuestra vida cotidiana.

Nielsen presenta los resultados del informe Digital Consumer Survey 2021, en el que analiza nuevas tendencias como el Live Commerce o el Phydigital, que marcan el inicio de una nueva era

España es un país de contacto y de socializar. Por lo que una de las preguntas que más interés y curiosidad suscita es: ¿hemos vuelto a las tiendas físicas o ahora compramos más online?  Hay sectores donde somos más propensos a la vuelta a las tiendas y otros para los cuáles preferimos comprar online. Optamos por dirigirnos presencialmente a los establecimientos como supermercados, farmacias,  y para la compra de enseres del hogar y productos de limpieza. Por el contrario, la preferencia online se localiza especialmente en la compra/reserva de viajes, contratar servicios de telecomunicaciones (teléfono/Internet, etc), y la compra de videojuegos. Sin embargo, es importante considerar que existen categorías sin una preferencia delimitada por el canal de compra como lo son contratar servicios financieros, la ropa o accesorios y los dispositivos electrónicos.

Artículo anterior

Las Ofertas Black continúan en Fnac

Artículo siguiente

Huelga de transporte antes de Navidad

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *