Portada»Destacados»Así es el nuevo centro logístico de Mango

Así es el nuevo centro logístico de Mango

3
Compartido
Pinterest Google+

Mango ha presentado su nuevo centro logístico, un proyecto en el que la compañía ha invertido más de 230 millones de euros y con el que se reducen los costes operativos un 25 %.

Este centro, ubicado en Lliça d’Amunt (Barcelona), cuenta con una superficie de 190.000 metros cuadrados, lo equivalente a 30 campos de fútbol. La instalación, que lleva unos meses en pleno funcionamiento, está “altamente automatizado”, como ha asegurado Antonio Pascual, director de Supply Chain de Mango, durante un encuentro de dos días con medios al que ha asistido Hi Retail.

Este centro logístico, que incluye mercancía textil, calzado y accesorios y gestiona diariamente unas 600.000 prendas, permite a Mango triplicar la capacidad que tenía anteriormente entre los diferentes centros en los que operaba. El centro de Lliça es “una pieza clave y central de nuestra supply chain”, según ha comentado Pascual. En sus instalaciones se engloban las operaciones de recepción de mercancía desde los puntos de producción y la expedición hacia todos los puntos de venta a nivel nacional.

75.000 prendas por hora

A pleno rendimiento, el centro logístico de Lliça d’Amunt es capaz de gestionar más de 75.000 prendas por hora para abastecer a las más de 2.100 tiendas que la compañía tiene en más de 110 países y a los 8 centros satélite que tiene repartidos por todo el mundo. Además, da soporte al almacén de e-commerce ubicado en la sede de Mango en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), que da servicio a todo el negocio online, excepto a los países en los que Mango dispone de almacenes satélite como Alemania, México, China, Estados Unidos, Turquía, Corea del Sur y Rusia.

Con una plantilla de alrededor de 600 trabajadores, este centro también permite hacer frente al crecimiento acelerado de las ventas online de la compañía. En 2018 las ventas por este canal alcanzaron el 20 % del total de la facturación y se prevé que a finales de 2020 supongan el 30 %.

“Lliça es una apuesta clave para nosotros porque nos permitirá absorber el crecimiento de la compañía en los próximos años y también nos asegura poder ser capaces de reaccionar de forma mucho más rápida a las necesidades de nuestros clientes”, ha declarado Toni Ruiz, director general de Mango, quien ha señalado que para la compañía es “un orgullo disponer de uno de los centros más grandes y modernos de Europa”.

centro logístico de Mango en Lliça d'Amunt (Barcelona)

Distribución de colgado y doblado

Las instalaciones del centro están preparadas tanto para la gestión de prenda colgada, desde 2016, y prenda doblada, desde 2017.

El almacén de prendas que se recepcionan y expiden colgadas (abrigos, americanas, vestidos, etc.) tiene una altura de 25 metros y capacidad para almacenar hasta 7 millones de prendas. Las prendas se descargan a través de 9 muelles telescópicos y desde el inicio quedan colgadas en raíles que las conducen hasta el almacén de colgado.

A partir de las necesidades de cada una de las tiendas Mango y mediante avanzados algoritmos de predicción, las prendas se envían posteriormente al pulmón dinámico (buffer dinámico), un sistema de distribución en el que el stock se distribuye en pasillos para minimizar el tiempo de recogida. “Se trata de una suerte de stock avanzando a través del cual podemos avanzar parte de la demanda, lo cual nos proporciona agilidad y músculo”, ha afirmado Pascual.

La zona de doblado cuenta con 4 almacenes automatizados que, configurados en doble planta, alcanzan los 35 metros de altura y pueden albergar más de 20 millones de prendas ubicadas en 800.000 cajas.

Desde los clasificadores, que pueden repartir hasta 45.000 prendas por hora, se envían a la zona de encajado los más de 130 millones de prendas que reciben cada año las tiendas de Mango.

Todas las prendas llevan un código QR con el que localizarlas. Actualmente, Mango no trabaja con el sistema RFID, aunque prevé implantarlas dentro de tres o cuatro años. “El RFID donde tiene mayores ventajas es en las tiendas, no en el centro logístico”, ha aclarado el director de Supply Chain de Mango.

zona de doblado del centro logístico de Mango

Última tecnología

Este nuevo centro logístico está equipado con alrededor de 400 automatismos que hacen posible que todo el proceso, desde la recepción hasta el picking, sea automático. Gracias a una extensa red de escáneres, es posible saber en qué posicion de la instalación se encuentra cada prenda en tiempo real.

Por su parte, los clasificadores permiten hacer repartos de hasta 900 pedidos distintos, al mismo tiempo que encajan de forma ordenada para facilitar el trabajo de recepción de la mercancía en las tiendas.

El centro logístico de Lliça cuenta con 4 silos, 11 grúas cada una, 11.800 posiciones, 20 millones de prendas almacenadas, “pero lo importante es el flujo, no la cantidad de prendas que podemos almacenar”.

Proyecto de ampliación

Para 2023 está previsto que quede finalizada la segunda fase de construcción del centro logístico de Lliça d’Amunt, que sumará 90.000 metros cuadrados adicionales de superficie. Esta ampliación, que ya estaba proyectada desde el momento en que se diseñó el centro logístico, supondrá una inversión de aproximadamente 35 millones de euros.

La finalidad de la ampliación es, por una parte, permitir al centro poder seguir asumiendo el crecimiento de la logística de e-commerce (pudiendo enviar pedidos directamente al consumidor final), ya que de momento solo provee a tiendas y centros satélites y, por otra parte, dotar de mayor capacidad y agilidad a la zona de expediciones.

“Este centro nos da la garantía de que podemos realizar operaciones en un mismo sitio y tenemos capacidad para crecer. No se trata de cargar mas camiones o procesar más prendas, sino de mantener ese nivel de servicio, eso es lo más importante”, ha añadido Pascual.

Situación financiera

En cuanto a los resultados, Ruiz ha comentado que en la compañía son “optimistas” de cara al cierre del año. “Quedan cinco semanas muy importantes. La semana del Black Friday es la de mayor facturación. Estamos creciendo en ventas y pretendemos darle la vuelta a los resultados de la compañía, que lleva tres años en números rojos”, ha añadido el directivo.

Esta situación años de pérdidas vienen, en parte y según Ruiz, por la “profunda” transformación realizada en los últimos años a nivel de oferta comercial, producto y tecnología. En ese sentido, el director general de Mango ha recordado que “ahora tenemos puntos de venta más grandes y también hemos trabajado mucho en logística, sin olvidar que somos una referencia omnicanal” y, además, ha destacado que “financieramente nunca hemos estado mejor que hora, teníamos que preparar la compañía”.

Nuevas aperturas

Sobre la previsión de nuevas aperturas, Ruiz ha pronosticado que el año que viene Mango abrirá entre 30.000 y 40.000 metros cuadrados de superficie, de los cuales más de la mitad serán netos. “En 2020 seguiremos abriendo tiendas, propias y franquiciadas, ya que el abanico de proyectos es muy amplio, con oportunidades en países de Europa, Oriente Medio, Estados Unidos, etc.”, ha asegurado Ruiz.

En ese sentido, el director general de la compañía ha recordado que Mango opera en más de 100 países donde llevan a cabo “constantes” acuerdos internacionales. Uno de ellos, el firmado a mediados de año con Macy’s en Estados Unidos “está funcionando muy bien”, según las palabras de Ruiz. En China “nos estamos adaptando los gustos y las tallas de los consumidores”, mientras que se ha dado a conocer la negociación en la actualidad de nuevos acuerdos con Hudson’s Bay para expandirse en Canadá. “Estados Unidos y China son dos mercados interesantes, pero nuestro potencial de crecimiento es espectacular”, ha sentenciado el directivo de Mango.

 

 

 

Artículo anterior

Las 7 principales tendencias de consumo en temporada navideña, según PayPal

Artículo siguiente

Nuevos espacios, nuevos desafíos

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *