Portada»Actualidad»Investment»Otra primavera para el comercio en Palma

Otra primavera para el comercio en Palma

0
Compartido
Pinterest WhatsApp

El sector Retail resultó ser uno de los grandes damnificados por el efecto de la pandemia en Palma, debido fundamentalmente al brusco descenso del turismo en 2020 e inicios de 2021, principal dinamizador de los ejes comerciales.

Durante esta etapa se incrementó el número de locales disponibles, alcanzando una tasa de disponibilidad superior al 13% a finales de 2020 en algunos de los principales ejes de la ciudad, como Jaime III y San Miguel, y de un 8,4% en mayo de 2021.

Sin embargo, la paulatina recuperación de la actividad económica del turismo ha impulsado la demanda y, a cierre de mayo de 2022, la tasa de disponibilidad se ha visto reducida exponencialmente, situándose en torno al 4,8%, una cifra ligeramente superior a 2019.

La Calle San Miguel y el Paseo del Borne rozan el lleno de sus locales comerciales con una tasa de disponibilidad de un 1,1% y un 2,2% respectivamente.

La Avenida Jaime III ha reducido prácticamente a la mitad sus locales disponibles frente a mayo del 2021, con un 7,5% de disponibilidad actual. En el caso de la Avenida Alejandro Roselló y la Calle Unión, la disponibilidad se encuentra alrededor del 3%. En cuanto a la Calle San Nicolás, la disponibilidad se ha reducido hasta un 12,9%.

La evolución positiva de las ventas minoristas, que registraron crecimientos interanuales a partir del segundo trimestre de 2021, devolvió cierta confianza a los operadores comerciales que reactivaron sus planes de expansión. “Aunque la pandemia y los nuevos modelos bancarios fueron factores que incrementaron la disponibilidad de oficinas en Palma, el sector Retail ha demostrado ser capaz de adaptarse a las nuevas tendencias y expectativas del consumidor”, ha afirmado Tonia Vera, directora regional de CBRE en Palma de Mallorca.

Y ha añadido que “la pandemia aceleró tanto el proceso de reorganización de algunas marcas como la espectacular evolución del e-commerce. Sin embargo, en el proceso de adaptación del sector, los negocios on-line y off-line están aprendiendo a convivir, y a pesar de que el e-commerce no deje de crecer, las tiendas físicas en ubicaciones estratégicas no dejarán de existir, convirtiéndose además en puntos de recogida de compras online, del mismo modo que marcas surgidas en un entorno digital, están apostando por desembarcan en calle”.

Estabilización de las rentas

 “En 2022 prevemos que la demanda por parte de operadores que buscan reubicar o ampliar sus instalaciones se mantendrá activa, así como los nuevos retailers que surgieron online y que ven la necesidad de ofrecer a sus clientes una experiencia omnicanal” ha afirmado la directora regional. “Sin embargo, prevemos que las rentas mantengan una tendencia estable y no se produzca un alza a los niveles previos a la pandemia”, ha explicado Tonia Vera.

Artículo anterior

El verano más musical en intu Xanadú

Artículo siguiente

Dos años de Connected Retail en España

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.