0
Compartido
Pinterest WhatsApp

El sector inmobiliario se enfrente a un nuevo año lleno de incertidumbre y grandes posibilidades.

Se habla de grandes crecimientos en la costa y las grandes ciudades. Algunas de las claves:

  1. Otro año de incógnitas conocidas. No se puede subestimar la importancia del entorno macroeconómico inmediato. Tras dos años de pandemia, las perspectivas económicas mundiales son menos oscuras, pero probablemente no más seguras.
  2. Diferencias en la cultura de oficina en todo el mundo. La perspectiva de un futuro modelo de trabajo híbrido pone en jaque tanto a la cantidad como la distribución del espacio de oficinas.
  3. El fin de las diferencias de rendimiento entre los distintos tipos de inmueblesLos inversores necesitarán algo más que una estrategia centrada en un sector, ya que es poco probable que la logística siga comportándose por encima de la media y que el retail siga estando por debajo.
  4. Prepárese para ser sorprendido. Más que para esperar lo inesperado. Hasta las tendencias previstas sorprenderán por su velocidad e impacto en el sector inmobiliario.
  5. El mundo del mañana se manifiesta en las decisiones de inversión de hoy. Los cambios estructurales en la demografía, la tecnología y la sostenibilidad, que constituyen el núcleo de la estrategia de inversión del mundo del mañana de Nuveen Real Estate, podrían ser el gran elemento diferenciador en materia de rendimiento durante la próxima década.

Estas claves, analizadas en un informe de Nuveen Real Estate, se pueden consultar en Hi Retail.

Artículo anterior

GranCasa: 300 árboles en El Bosque de los Zaragozanos

Artículo siguiente

AZ, el nuevo invento de Zara para la Generación Z