Portada»Surprise»Experience»Family Days: una nueva forma de engagement, por Ana Iglesias, directora de Operaciones de Equipo Kapta

Family Days: una nueva forma de engagement, por Ana Iglesias, directora de Operaciones de Equipo Kapta

0
Compartido
Pinterest Google+

Una actividad que está cobrando auge en los últimos años en España es la celebración de los Family Days, o jornadas de encuentro y diversión enfocadas a los trabajadores y sus familias, celebradas fuera del espacio de trabajo y habitualmente al aire libre, repletas de juegos en grupo, música y comida apetecible. ¿Una americanada? No tanto, a juzgar por el creciente número de empresas de todo tipo y tamaño que se han sumado a esta moda.

Las empresas proactivas están usando, además, este tipo de eventos no solo para crear o afianzar conexión con sus empleados, sino también para sus proveedores y clientes, en una inteligente vuelta de rosca que consigue, en un mismo día, fidelizar a la mayor parte de sus stakeholders. ¿Mezclar a todos en el mismo evento? Sí, y funciona mucho mejor de lo que piensas.

Pero, ¿qué beneficios conlleva la celebración de un Family Day?

Muchos. Tanto para el trabajador como para la empresa.

  • La parte más obvia es la diversión. Los participantes se ven premiados con un plan familiar muy divertido, con multitud de actividades al aire libre, competiciones, sorteos, música, regalos…
  • Se favorecen las relaciones humanas. Es el momento ideal para establecer relaciones personales fuera de la oficina con los compañeros más directos, y también conocer a personas de otros departamentos a las que no tratamos habitualmente.
  • Disminuye el estrés. Contribuye a relajar a los participantes y mejora el estado de ánimo a la vez que aumenta los niveles de energía. Se produce también un notable aumento de lealtad y de espíritu de equipo.
  • La empresa tiene la oportunidad de mostrar apreciación y agradecimiento por el trabajo de sus empleados. Y la ocasión perfecta para premiar a empleados concretos, que pueden recibir orgullosos este reconocimiento ante sus parejas e hijos.
  • Se incide en la cultura y valores de la organización. Mucho más allá de mostrar un lema o un poster en la oficina, ésta es la ocasión perfecta para mostrar que la cultura empresarial no es un simple documento de Word.
  • Y la reina de la fiesta: el engagement. Si lo ampliamos a clientes y proveedores es una forma inmejorable de estrechar lazos a todos los niveles. El hecho de que todos ellos conozcan a los empleados más allá de una línea telefónica los vincula emocionalmente y resalta los objetivos comunes. Los empleados, por otra parte, se sienten mucho más unidos a la empresa, que muestra un genuino interés por ellos.Family Days

¿Cuándo hacer un Family Day?

El Family Day típico de jornada campestre se reserva, por motivos climáticos, sobre todo para los meses de buen tiempo. Pero se pueden celebrar Family Days durante todo el año sin importar si llueve o no. Por ejemplo, para celebrar un éxito reciente de la empresa, un aniversario, o para organizar un inolvidable “Christmas family day”. En estos casos, el escenario al aire libre se ve sustituido por teatros, carpas de circo, salas de conciertos o espacios de eventos, que reúnen los m2 necesarios, y resuelven el factor climático sin complicaciones.

¿Cómo organizar un Family Day?

En primer lugar, es imprescindible una excelente comunicación interna. No basta con enviar un mero email. Hay que trabajar el copywriting, y crear una invitación irresistible, con la promesa de un día inolvidable para mayores y pequeños.

Después, lógicamente, la coordinación. El éxito de un Family Day no reside solamente en reunir una serie de actividades apetecibles, o en organizar una paella gigante. Se trata de un evento, y como tal debe fluir con precisión, sin tiempos muertos, haciendo que se sucedan las actividades o elementos sorpresa de una forma cuidadosamente programada para que los asistentes disfruten de un día perfecto.

Finalmente, la recogida de datos. El lunes siguiente es un momento perfecto para hacer llegar a todos los empleados que participaron en la acción un cuestionario donde se recojan apreciaciones en cuanto a la satisfacción que ha generado la acción, puntos de mejora, y cualquier otra cuestión que se desee testar.

Un evento de comunicación interna como éste (o externa si ampliamos el perfil de los invitados a clientes, proveedores y amigos) no debe ser tomado nunca a la ligera, pues se estaría desaprovechando una oportunidad valiosísima para llevar a cabo una potente acción de engagement a todos los niveles.

Hacer que la plantilla vuelva a casa cansada pero sonriente, reporta un dividendo que las grandes empresas no subestiman, cuando se trata de trabajar en retención y motivación. Y su ejecución responde a una intencionalidad estratégica perfectamente orquestada, con un objetivo de resultados intangibles más que valiosos para las compañías. Los Family Days son el evento perfecto para unir diversión, familia y trabajo, y mostrar a todos los participantes que forman un equipo, una gran familia.

 

 

Artículo anterior

Loom presenta Torre Chamartín, su séptimo espacio en Madrid

Artículo siguiente

Cifra récord para la inversión en el mercado inmobiliario logístico

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *