Portada»Actualidad»En la calle»¿Qué tiene la acera par de la Gran Vía que no tenga la impar?

¿Qué tiene la acera par de la Gran Vía que no tenga la impar?

1
Compartido
Pinterest Google+

El precio del metro cuadrado en una acera o en la otra de la arteria madrileña varía notablemente, a pesar de que estén separadas por unos pocos pasos, las diferencias en cuanto a la renta son notables. Según el último informe sobre locales comerciales de la consultora Gesvalt, correspondiente a 2018, el precio del m2 en la zona prime de la Gran Vía, la que va desde Callao hasta la calle Alcalá, puede ser un 40 % más cara en función de la acera en la que se encuentre.

Para ser más exactos, el metro cuadrado de un local ubicado en la acera par fue de 235 euros el año pasado, por los 165 de la impar. Este precio desciende a media que uno baja hacia la Plaza de España. Andrés Martín, director de Retail en Savills Aguirre Newman, comenta en las páginas de Expansión que “el mundo del retail es muy curioso, y unos metros a un lado u otro pueden alterar mucho el precio. Alrededor la Gran Vía ha habido un debate histórico sobre qué acera es mejor y nunca se ha llegado a una conclusión clara”.

Esto, obviamente, tiene una explicación. El Ayuntamiento de Madrid ha colocado una serie de dispositivos en casi veinte vías madrileñas para realizar mediciones de los flujos de peatones. En concreto, en Gran Vía se han colocado dos medidores, uno en cada acera, lo que permite comparar lo que sucede a uno y otro lado de la calzada. Según el diario Expansión, por la acera par transitan, de media, casi un 10 % más de peatones que por la impar. El periódico explica que, aunque esta diferencia sea casi imperceptible de madrugada y a primera hora de la mañana, sí se va a acentuando a partir del mediodía cuando despunta la actividad comercial.

Esta no es la única calle en la que esto sucede. En Serrano o en Goya la diferencia es incluso mayor. En la primera, por ejemplo, puede haber hasta un 60 % de diferencia.

Completely Retail Marketplace
Artículo anterior

El Corte Inglés vende los centros de Xanadú y Francesc Macià

Artículo siguiente

El sector retail no teme al comercio online

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *