Portada»Actualidad»En la calle»España es el cuarto país de Europa en ventas a través del canal online

España es el cuarto país de Europa en ventas a través del canal online

0
Compartido
Pinterest Google+

Las ventas a través del canal online siguen siendo la primera opción para los retailers de Reino Unido, mientras que España es el cuarto país de Europa por cifras de venta de e-commerce, según el último estudio sobre comercio electrónico elaborado por eMarketer.

En concreto, según las estimaciones del análisis y solo en las ventas B2C, España movió 39.2443 millones de euros en 2019, un 29 % más que el año anterior, según datos de la CNMC, posicionándose así como el cuarto mercado de Europa en e-commerce y seguido de Holanda.

Este ranking está encabezado por Reino Unido, seguido por Alemania y Francia. En nuestro país, el 71 % de los consumidores españoles deciden ir a la tienda física para comprar un producto por primera vez aunque busque información sobre el producto en la red. De hecho, este hábito se conoce por las siglas ROPO (Research Online Purchase Offline), una tendencia al alza que se refleja en el comportamiento del consumidor español.

“Los puntos de venta físicos ofrecen una experiencia multisensorial, que el e-commerce no ofrece, por muy buena que sea la experiencia de compra online. Por eso, a no ser que el panorama cambie radicalmente, el comercio físico seguirá siendo el favorito porque ofrece la cercanía con el producto y la marca, y contará con una estrategia digital que apoye esta experiencia”, asegura Jaume Portell, CEO de Beabloo.

Ropo vs. Showrooming

ROPO (en referencia a aquellos consumidores que buscan el producto y toda la información relacionada en internet, pero compran el producto en la tienda) y su contrario, llamado Showrooming (buscar productos en la tienda y comprar online) son dos conceptos acuñados para definir los nuevos hábitos de compra propiciados por la aparición de las nuevas tecnologías. Según el último estudio de IAB Spain, el 91 % de los consumidores que inician su proceso de compra buscando información sobre el producto en internet, acaban comprándolo (ya sea online offline). Al menos un 23% de estas compras se realiza en una tienda física.

En esta línea, el Observatorio Cetelem, ha concluido -después de diversos análisis estadísticos- que la tienda tradicional continúa por encima del comercio online en categorías como elementos de descanso, mobiliario de cocina, electrodomésticos y tecnología, ropa de deporte y accesorios. En este aspecto, los clientes prefieren claramente el entorno físico para realizar sus compras de moda textil: el 57 % de las compras que se realizan en nuestro país en este sector son en tienda física.

Por otro lado, este observatorio asegura que el 63 % de los españoles que compra online declara acudir en alguna ocasión a una tienda física antes de realizar su adquisición en Internet, y al menos un 6 % admite hacerlo siempre de esta forma.

La tienda tradicional mantiene su liderazgo

Estos datos revelan una realidad: el punto de venta físico sigue siendo muy importante en el proceso de compra y el entorno offline es clave en el cierre de la venta. Además, y sobre todo en España, se mantiene la preferencia de ver el producto físicamente, así como poder hablar sobre sus características y resolver las dudas con el personal de la tienda cara a cara. Precisamente en época navideña es parte de la tradición transitar zonas comerciales.

“Los puntos de venta físicos ofrecen una experiencia multisensorial que el e-commerce no ofrece, por muy buena que sea la experiencia de compra online. Por eso, a no ser que el panorama cambie radicalmente, el comercio físico seguirá siendo el favorito porque ofrecerá la cercanía con el producto y la marca, y contará con una estrategia digital que lo apoye”, asegura Jaume Portell, CEO de Beabloo, la empresa española referente en retail tech y consultoría digital y una de las pocas que ofrece soluciones de software propias y asesoría en este sector.

En cuanto a cuota de mercado, el e-commerce está en crecimiento pero en nuestro país muestra un espectro más lento, mientras que en Reino Unido, cuentan con el 7,8% de cuota de mercado, en España permanece en el 1.8% en el último año, según refleja Kantar. Estos datos concretan que, en adelante, a la hora de elaborar una estrategia las marcas integrarán el canal online y el offline para buscar la movilidad del uno hacia el otro y, a la vez, su retroalimentación. Por lo tanto, el canal online y el offline serán mundos complementarios y no contrapuestos.

 

Artículo anterior

Ceetrus organiza el II Torneo de Ajedrez Escolar en cuatro de sus centros comerciales

Artículo siguiente

Carmila participa en “Real Estate Future Trends 2020”, un foro sobre el futuro del retail

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *